¿Postres que no engordan? Consejos para crear dulces de bajas calorías

Cuando pensamos en postres, es muy probable que se nos vengan a la mente imágenes de dulces vistosos y coloridos… los cuales contienen un alto número de carbohidratos y grasas. Muchos consumidores creen que debemos privarnos de consumirlos, pero hay buenas noticias para ellos: aún si es que están intentando mantener la línea o existe algún tipo de indicación médica que requiera ingerir un número bajo de calorías, hay muchas maneras de darse el gusto sin que esto contribuya a descuidar la salud.


A continuación, proporcionamos algunos consejos que te servirán para que tus postres sean bajos en calorías:


Postres que no engordan

1. Reemplazar el azúcar

Un elemento imprescindible en la preparación de dulces es el azúcar; no obstante, sabemos que su consumo en exceso puede originar el aumento de peso y afectar nuestra salud. Para evitar que esto suceda, una opción es reemplazarlo por edulcorantes tales como la sucralosa o la estevia. Hay muchas marcas (la más conocida es Splenda) y presentaciones en el mercado (en polvo, granulada, líquida y para hornear –si es que se necesita volumen en la preparación de bizcochos y kekes-).


2. Reemplazar las mermeladas

Ya sea que se utilicen en tortas, como cobertura o incluso a manera de acompañamiento con tostadas o panes, las mermeladas pueden ser sustituidas por purés de frutas. ¿Cómo realizarlo? Es bastante simple: se tritura la fruta, se le añade edulcorante y luego se remueve la mezcla a fuego lento de forma constante. Después de unos minutos y una vez que haya espesado, se espera a que enfríe. Un tip que brindará textura a la mezcla es añadir pequeños pedacitos de fruta sin cocer: eso le dará un sabor más fresco y ácido a la mermelada. Puedes utilizar frutas tales como manzanas, melocotones, arándanos y fresas.


3. Utilizar productos light

Existe un gran número de presentaciones disponibles en los supermercados, algunos bajos en grasas y otros en calorías. Por ejemplo, en el caso de la leche también se la puede sustituir por sus equivalentes vegetales (tales como la leche de almendras, coco, soya, entre otras). También pues optar por el queso crema light, en caso quieras preparar un cheesecake saludable.


Postres que no engordan

4. Utilizar harina integral

Si bien no hay diferencia con la harina blanca con respecto a las calorías, la harina integral posee propiedades nutricionales que resultan sumamente beneficiosas en lo que al cuidado de la salud respecta. Por ejemplo: aporta 3 veces más fibra que la harina blanca, lo cual conlleva a que el saciado sea más rápido y el organismo experimente una mejor digestión. También mantiene los niveles de azúcar en la sangre y ayuda a reducir el colesterol.


5. Optar por las gelatinas light

Este tipo de gelatinas son una buena opción para preparar postres para el verano. Además de ser ligeras y bajas en calorías, poseen un número variado de sabores (fresa, naranja, limón, frutilla, entre otros) que permiten alternar y evitan que nos aburramos. En la variedad está el gusto.

6. Elaborar porciones pequeñas

Este punto es sumamente importante ya que debemos tener en cuenta que, aún si los productos con los que preparamos los postres son bajos en calorías, la combinación con otros elementos y la ingesta de porciones grandes o de cantidades significativas pueden contribuir a que nuestro peso aumente. Una manera creativa es optar por postres “mini” o partir los de tamaño normal en 2 o 3 porciones. También es recomendable masticar de manera lenta y pausada, para así contribuir a generar una sensación de saciedad que evitará que comamos más de la cuenta.

88 visualizaciones