¿Para qué sirve la campana extractora?

Las campanas extractoras son electrodomésticos de línea blanca (línea de aparatos que aluden al uso en ámbitos de limpieza y cocina del hogar) que poseen un ventilador (extractor) y se colocan o instalan encima de la cocina. Su función consiste en aspirar, filtrar y extraer el humo, los olores, la grasa en suspensión y los productos de combustión que se generan durante la preparación de alimentos.


Campana Extractora

Si bien son sumamente útiles en un hogar, son críticos para el correcto funcionamiento de un restaurante. Es sumamente importante contar con este equipo, ya que las campanas garantizan condiciones de higiene y salubridad, las cuales son especialmente requeridas en las cocinas de alto rendimiento o profesionales. De no hacerlo se corre el riesgo de que la grasa que se produce durante la cocción y fritura de alimentos salpique y se adhiera a las paredes. De la misma manera, cualquier proceso que involucre hervir líquidos puede generar humedad que desgaste y acorte el tiempo de vida de las estanterías y repisas presentes en la cocina. Vale mencionar que en grandes restaurantes es común que el techo del local sea tratado como una especie de “campana gigante” debido a que hay múltiples puntos de extracción (paneles de cocción o cocinas, donde se producen los vapores, olores y humos que necesitan ser filtrados).


Las campanas extractoras están constituidas por tres partes principales:

  • La falda, donde se recogen los gases y olores.

  • El ventilador, el cual succiona los gases.

  • Los filtros, que sirven para atrapar las partículas de humo, grasa y olores.

El funcionamiento de la campana extractora depende, en gran medida, del ventilador que está insertado en la carcasa. Este tiene como objetivo la expulsión de los gases calientes que se producen en la cocina. Al encender el dispositivo, los ventiladores giran y, siguiendo el principio de Bernoulli (el cual está relacionado con la dinámica de fluidos y describe el comportamiento de un fluido que se mueve a lo largo de una línea de corriente), los gases son aspirados hacia la campana.


Campanas Industriales
Foto: campanasindustriales.net.pe

Según el tipo de instalación y en función a la presencia de salida de humo, pueden dividirse en dos tipos: por extracción al exterior (o “de succión) y por recirculación. Las campanas de extracción al exterior se instalan en cocinas en donde se cuenta con un conducto de evacuación: el proceso consiste en aspirar los olores o humos y filtrarlos por un mecanismo metálico anti-grasa, para luego expulsarlos a través de una salida de humos. Por otra parte, en las campanas de recirculación el aire es reabsorbido y limpiado por un filtro anti-grasa en primer lugar, para luego repetir el proceso con un filtro desechable de carbón activo (deben ser cambiados periódicamente según el uso que se le dé a la campana, puesto que estos se encargan de absorber la grasa y los olores). Tal como su nombre lo indica, el aire purificado recircula dentro de la misma cocina (a diferencia de la campana de extracción, en donde el aire es expulsado al exterior).


Se deben tener en cuenta distintos puntos al momento de considerar la compra de una campana, tales como: el presupuesto, el uso diario que se le da a la cocina y la cantidad de alimentos a cocinar (en el contexto de grandes cocinas y uso profesional se debe optar por equipos más sofisticados) y el tamaño-ubicación de la cocina. Por otro lado, se recomienda que los motores de extracción no sean de plástico (esto podría originar que la grasa se adhiera en la superficie) sino blindados y de hierro. También es necesario mencionar que el consumo de energía puede aumentar si se cuenta con una campana de mayor potencia.

13 visualizaciones