Muebles para Cafetería: qué tener en cuenta a la hora de comprar

Adquirir mueblería para una cafetería no es un paso sencillo, pues esta no solo cumplirá una función práctica, sino que será una parte constitutiva de la esencia y la personalidad de tu negocio. Esta dirá mucho y reflejará la cultura de tu marca y la de tu establecimiento. Sabemos que hay distintos factores que influyen en el momento de elegir la mueblería idónea, desde las dimensiones del espacio disponible hasta la temática que desees implementar en el lugar. Es por esto que en el presente post te brindaremos algunas ideas a tener en consideración para la compra de los muebles para tu próxima cafetería.


El estilo


Antes de revisar la mueblería disponible será necesario definir el estilo decorativo y la impronta que tendrá tu cafetería. Esto determinará qué tipo de muebles serán los más idóneos a adquirir. Existe una gran variedad de estilos y cada uno requiere un tipo de mobiliario específico. El estilo parisino, el industrial, el vintage, el minimalista, el exótico, el nórdico y el bohemio son de los más comunes. Explorar cada uno de estos te permitirá conocer esa amplia gama de posibilidades y, de ese modo, tomar la mejor decisión.


Muebles para Cafetería


El público objetivo


Tener totalmente claro cuál será tu público objetivo es vital. Si es uno más juvenil, tanto los muebles como la decoración variarán. Por ejemplo, un local con taburetes, y mesas pequeñas y altas cercanas a la barra serán mucho más atractivas para un público más joven, el cual solo pretende estar poco tiempo dentro del establecimiento. En cambio, si colocamos sillones grandes, anchos y bastante confortables, estamos incentivando a que los clientes, en muchos casos, de mayor edad permanezcan un mayor tiempo posible y disfruten de un ambiente cómodo y distendido.


El espacio


Este es uno de los factores más determinantes a tener en cuenta. No necesariamente contar con un espacio lo suficientemente grande quiere decir que debemos coparlo por completo y contar con uno pequeño tampoco es un impedimento para lograr una disposición atractiva de la mueblería. Alcanzar un balance es lo ideal. Debemos tener en claro que la comodidad es tanto para los clientes como para los colaboradores. De nada sirve contar con una mueblería grande y ostentosa si nadie dentro del local puede transitar con comodidad. Por el contrario, si existe premura en aumentar el aforo a través de un mayor número de mesas y sillas de dimensiones muy pequeñas, esto podría llegar a incomodar a los clientes.





Los colores


Una de las principales funciones del mobiliario es la armonía que gesta en el ambiente del local. Que todos los elementos obedezcan a una proporcionalidad acorde con el espacio y que exista una cohesión en la gama de tonos brindará una sensación de uniformidad y de hospitalidad que será percibida por los clientes. De este modo, es recomendable elegir una paleta de colores que pueda brindarle una identidad tanto a los espacios como a los objetos. Puedes jugar con los tonos de tu marca y buscar un mobiliario de la misma gama. La idea de un ambiente integrado es lo que debe prevalecer.


El presupuesto


Es común que muchas veces el entusiasmo inicial durante el planeamiento de un nuevo proyecto gastronómico nos haga reparar poco en el presupuesto disponible. Quizá tengamos grandes ideas y propuestas para llevar a cabo, sin embargo, muchas veces existen limitaciones presupuestales, más aún si estamos emprendiendo por primera vez. Es por ello que para adquirir mobiliario barato busquemos en lugares donde ofrezcan unos de segunda mano en buenas condiciones. También es importante entablar vínculos con nuestros proveedores, ellos quizá cuenten con mesas, sillas, sombrillas que se adecuen al estilo de tu local y que puedan proveerte a cambio de publicidad.

17 visualizaciones