Máquina de Café Profesional: Una breve guía de cuál adquirir

Elegir una nueva máquina de café no es tarea sencilla y mucho menos si estás en búsqueda de un modelo profesional que pueda optimizar los procesos en tu local y que te permita ofrecer la mejor calidad de café posible: el sabor, el brillo y la presentación son cualidades indispensables de preservar. Para ello es bueno siempre tener en claro que para un barista la máquina de café es el instrumento fundamental, por lo tanto, para adquirir una se debe contar con un tiempo prudente para evaluar todas las posibilidades y, de ese modo, evitar compras que después afecten la productividad o el servicio. Es por ello que en las siguientes líneas te brindaremos algunas ideas clave a tomar a cuenta para obtener la mejor máquina según tus posibilidades y objetivos.



Máquina de Café Profesional


¡Reflexiona!


Reflexionar y luego pisar tierra es el primer paso a dar. Antes de realizar alguna compra debes estar seguro de qué tipo de cafetera necesitas, qué uso le vas a dar, con qué frecuencia la vas a usar y cuántas tazas aproximadamente piensas producir por hora. Tener en mente esto hará que te enfoques en los modelos más idóneos para tus requerimientos. Además, deberás ser consciente de cuál es tu verdadera capacidad de inversión y proyectar cuántos años de vida útil son los indispensables.


Cafeteras de acero inoxidable


En este grupo encontrarás cafeteras exprés automáticas, semiautomáticas y manuales. La fabricadas a base de acero inoxidable son las más idóneas para quienes pretendan hacer uso de estas por varias horas consecutivas. Asimismo, este tipo de cafeteras suelen tener una apariencia más elegante, lo cual influirá en proyectar una imagen de mayor categoría a tu local. También este material posee una mayor durabilidad, pues es más resistente a los usuales golpes externos propios de la dinámica del servicio y también las piezas internas estén más protegidas. No obstante, el peso de este tipo de cafeteras puede ser un impedimento para el mantenimiento y limpieza. El precio es usualmente mayor que sus similares de plástico.


La temperatura


Una máquina cafetera bastante idónea es aquella que pueda alcanzar los 90 grados centígrados y lograr una estabilidad en la temperatura del agua al momento de la extracción. Si el café no se encuentra en dicha temperatura no se logrará uno de suficiente calidad, y si este se halla por encima de los 95 grados centígrados existe el riesgo de que el café se torne muy amargo. Existen máquinas que ofrecen la posibilidad de controlar la temperatura a través de termostatos especiales, los cuales ayudaran a conseguir la mejor versión de tu producto.



Máquina de Café Profesional


No te olvides de las tazas


Un elemento importante que debemos de tomar en cuenta al momento de buscar una máquina de café es el calienta tazas. Este dispositivo es elemental si queremos preservar la temperatura del café y también la calidad del sabor. Lo más recomendable es que la máquina a adquirir contenga al menos dos calienta tazas. Hay muchas máquinas disponibles en el mercado que, si bien no cuentan con este dispositivo, sí ofrecen la posibilidad de incorporarlo.


Saber las diferencias


Existen tres tipos de máquinas de café en el mercado: las manuales, las automáticas y las súper automáticas. La elección de estas dependerá de cuán comprometido estés a aprender el funcionamiento de estas y cuánto tiempo estés dispuesto a invertir en ello. Las manuales son las preferidas de los baristas, ya que ellos buscan tener el control máximo del proceso.En ellas, los baristas son los que colocan manualmente el café en el filtro y agua en el depósito de la cafetera. Las automáticas cuentan con un depósito para café en grano y otro para agua. En este caso, es la máquina la que hace el café.Finalmente, las súper automáticas cuentan con un depósito para leche y con solo apretar un botón tienes todo listo. Son máquinas que usualmente encuentras en los centros comerciales donde venden café al paso.

13 visualizaciones