Cómo preparar Salsa Criolla en 4 simples pasos

Uno de los complementos más famosos de la gastronomía peruana es sin duda la Salsa Criolla. La también denominada zarza en el lenguaje coloquial del español peruano es un acompañante idóneo para platos como el arroz con pollo, tamales, humitas, frejoles, lentejas o para sándwiches como la butifarra o el pan con chicharrón.


Cómo preparar Salsa Criolla


La Sala Criolla tiene dos cualidades muy particulares: brinda mucha frescura y realza el sabor de los alimentos. Además, cuenta con un valor nutricional que no podemos pasar desapercibido. La gran cantidad de fibra y la alta presencia de vitaminas A, B, C y E hacen de esta salsa un alimento impostergable en la dieta cotidiana. Es por ello que en el presente post, te enseñamos cómo preparar una exquisita Salsa Criolla.


Cómo preparar Salsa Criolla en 4 pasos


1. Qué necesitas


Para una salsa que pueda ser degustada de dos a cuatro personas es imprescindible contar con al menos dos cebollas medianas, un tomate, un ají verde o amarillo, dos cucharadas de aceite de oliva, un puñado de culantro, un limón y medio, y sal y pimienta al gusto.


2. El primer paso


Procederemos a cortar los bordes de las cebollas. Luego las partimos en dos y las pelamos. Después procederemos a cortar las cebollas en tiras delgadas, estilo juliana. Posteriormente, habiendo ya tenido listo un recipiente de vidrio con agua y sal, será necesario colocar las cebollas cortadas a remojar por al menos unos cinco minutos. Esto ayudará a reducir la intensidad del sabor de la cebolla, y es muy importante para cualquier salsa criolla.


3. Lo más sencillo


Luego de haber dejado la cebolla escurriendo en un colador, el paso siguiente será cortar el tomate y el ají en tiras lo suficientemente delgadas. Atención, debemos quitarle las pepas al ají. De lo contrario, la salsa será extremadamente picante y no es lo que se desea.



Cómo preparar Salsa Criolla

4. El final


A continuación, en otro tazón de vidrio colocaremos las cebollas cortadas, las hojas picadas de culantro, el tomate picado, las tiras de ají y verteremos sobre todo un poco de sal y pimienta al gusto. En seguida, removeremos bien los ingredientes hasta conseguir una salsa compacta. Finalmente, verteremos el jugo de limón dejaremos reposar la salsa por un par de minutos antes de servirla. Es importante que no pase mucho tiempo, ya que los condimentos pueden terminar haciendo que la cebolla pierda la textura crocante que se busca en esta salsa. Antes de degustarla, le podemos echar dos cucharadas de aceite de oliva.

¡Y listo!


La salsa criolla es un gran complemento para varios platos criollos, sobre todo para refrescar algunos de los más secos.

32 visualizaciones