¿Cómo saber si tu restaurante necesita una cocina industrial o semi industrial?

En el negocio de los restaurantes, la cocina es el equipo más importante de toda la cadena de producción. Con una cocina adecuada y bien equipada, podrá preparar alimentos y servirlos a tiempo, manteniendo la calidad y el sabor de los ingredientes. Si aún no se decide por una cocina semi-industrial o por una industrial, o quizás no sabe la diferencia entre estos dos tipos, es lógico que le resulte difícil saber dónde invertir su dinero.


En este blog, conoceremos en detalle cuáles son las principales diferencias entre las cocinas semiindustriales e industrales y cómo elegir la que mejor se ajuste a las necesidades de su restaurante.

Cocinas Industrial vs Semi Industrial
Cocina Industrial vs semi industrial

En primer lugar, ¿en qué se diferencian las cocinas industriales y las cocinas semi-industriales?


Las cocinas semi-industriales emplean un sistema de cocción muy similar al de las industriales. Son una magnífica y práctica opción para los restaurantes pequeños y medianos. El mayor valor de estas cocinas es que suelen ser mucho más baratas que las industriales. Además, su manejo es mucho más sencillo. En lugar de utilizar quemadores eléctricos y un motor, la estufa semi-industrial utiliza un simple cilindro de combustión. Su instalación suele ser bastante sencilla y funcionan satisfactoriamente. Además, disponen de conductos para aumentar la ventilación y reducir el riesgo de incendio.


Por otro lado, las cocinas industriales son de gran tamaño pues pueden ser de dos o hasta de cinco cuerpos, y están equipadas con una potencia superior para las que están perfectamente diseñadas. Las cocinas industriales son capaces de manejar con seguridad más aceite caliente y más flamas, por lo que también son ideales para los restaurantes grandes. Aunque existen sistemas de seguridad automáticos en las cocinas industriales, a veces son difíciles de manejar y fallan.


Tips para saber como elegir la mejor cocina para tu restaurante

He aquí cuatro consejos para una mejor elección:


1. Decida si realmente necesita una cocina industrial o no

¿Su restaurante necesita una cocina industrial porque es simple de usar, fácil de mantener y tiene una apariencia decente? ¿Le preocupa mantener la antigua? En este caso, una cocina semi-industrial es mucho menos complicada y cara que una industrial, por lo que sería la mejor opción para un restaurante moderno.

Cocinas Industriales vs Semi Industriales

2. Mida el espacio de su cocina y el número de personal que trabajan en ella

Para saber qué tamaño de cocina comercial necesita, tenga en cuenta el número promedio de clientes que atiende cada día. Si su volumen de producción es elevado, invertir en una cocina industrial en lugar de una o dos más semi industriales puede ayudar a ahorrar costes iniciales y energía. Es mejor optar por una cocina ligeramente más grande para estar seguro. Esto también le permitirá disponer de espacio libre en el futuro en caso de que añada nuevos artículos a su menú. Además, piense en el espacio que tiene en el área de preparación. Un espacio amplio y mejor ventilado puede acomodar una gama más grande.


3. Eche un vistazo a su menú y piense en los alimentos que cocinará y en qué cantidad

No todas las cocinas profesionales del mundo son iguales. Todas y cada una de ellas está adaptada a las necesidades de los chefs y el personal. Por ello, pregúntese si el tipo de llama o la cantidad de quemadores en la parte inferior de la cocina industrial o semi industrial es suficiente. ¿Es posible controlar las llamas adecuadas para cocinar en wok si la carta lo amerita? ¿La cocina elegida tiene interruptores que le permitan cambiar o regular la llama? ¿se pueden cocinar platos al vapor en alguna de estas opciones?


4. Elija el tipo de fuente de energía que más le convenga

En la actualidad, las cocinas comerciales funcionan con gas, electricidad y un nuevo método llamado inducción. Muchos chefs profesionales prefieren utilizar una cocina de gas porque les permite controlar con precisión la intensidad del calor. Sin embargo, al producir llamas abiertas son más propensas a provocar fugas de gas e incendios. Por su parte, las cocinas de fuente eléctrica se calientan de forma lenta por ello son la mejor opción para restaurantes pequeños que no necesitan preparar grandes cantidades de comida.


Ahora que conoces las diferencias entre una cocina semi industrial y una industrial y sabes los consejos necesarios para elegir la correcta ¿ya tomaste una decisión? Recuerde que la cocina es el caballo de batalla de su negocio y comprarla será una inversión a mediano y largo plazo.


Qué esperas para probarlos e incluirlos en tu carta? Encuentra los mejores ingredientes en:


¿Aún no eres cliente? Regístrate y obtén los mejores beneficios:


86 visualizaciones