4 Consejos para mejorar la limpieza de la cocina de tu restaurante

Uno de los aspectos fundamentales para el buen funcionamiento de la cocina de un restaurante es sin duda la limpieza. Tener un ambiente aseado y ordenado no solo sirve para cumplir con las exigencias de las normativas sanitarias, sino que realmente influye en el trabajo del personal, en la calidad de los platos y en las actitudes de los clientes. Estos pueden llegar a notar cuándo un ambiente no está correctamente limpio y cuidado, aunque no esté a la vista. Un lugar de trabajo pulcro mejora la productividad, el ánimo y la confianza de los colaboradores. Contar con un protocolo de limpieza de forma periódica es un proceso que no se debe evitar. Por ello, en el presente post te brindaremos algunos consejos de cómo llevar a cabo una adecuada limpieza de la cocina de tu restaurante.



limpieza de la cocina de tu restaurante


Cómo mejorar la limpieza de la cocina de tu restaurante


1. Cuidado con los botes de basura


Aunque suene paradójico, la limpieza debe partir por un aseo adecuado de los elementos que contendrán los desechos derivados de los procesos de preparación y cocción de los alimentos. A menudo, los botes de basura que no reciben limpieza frecuente preservan y emanan los olores fuertes de los insumos desechados en descomposición. Como consecuencia, aumenta la presencia de insectos, lo cual resultará perjudicial para una correcta higiene de los platos, ya que muchos de estos son portadores de bacterias. Asimismo, dificultará e incomodará el trabajo de los colaboradores. Para una limpieza correcta, lo recomendable será siempre asear los contendedores fuera de la cocina en un espacio ventilado, utilizar desinfectante y usar una escoba especial para restregar la superficie. Luego de enjuagarlos, dejarlos secar a la intemperie será lo correcto.


2. No olvidar los electrodomésticos


Los hornos, las neveras, licuadoras, los microondas y otros tantos electrodomésticos utilizados suelen acumular mucha suciedad y son susceptibles de albergar microorganismos. Esto puede contaminar los alimentos. Muchas veces, la limpieza de estos se lleva a cabo de forma muy superficial, ya que son elementos que se usan durante todo el tiempo, por lo que el vértigo y la urgencia del ritmo de la cocina muchas veces obliga a posponer una higiene a cabalidad. Para realizar esto es necesario utilizar desengrasantes y agua tibia, y será indispensable el uso de paños de algodón para que no se dañen las superficies. Evitar el uso de detergentes que requieran hacer fricción es primordial. Por ello, también será conveniente consultar con los representantes de las marcas de cada electrodoméstico sobre el correcto procedimiento de limpieza profunda.



limpieza de la cocina de tu restaurante


3. Atentos a la campana


La campana extractora es el lugar donde se acumula más grasa en una cocina. Su falta de limpieza podría llevar a la absorción de malos olores, contaminación de los alimentos e incluso riesgo hacia tu personal por ser altamente inflamable. Para una correcta higiene y desinfección será preciso primero desenchufar la campana y posteriormente limpiar la parte externa con un trapo húmedo para eliminar el polvo. Luego deberás proceder a desmontar las piezas y hacer uso de un cepillo para refregar a profundidad cada rincón. Sabemos que es un proceso tedioso, pero que es necesario hacerlo al menos una vez por semana. Eso sí, es muy recomendable limpiar los filtros todos los días al final de cada jornada. Como se ha mencionado anteriormente, es imprescindible preguntar a los proveedores sobre cuál es el mejor producto para la limpieza de la campana.


4. Alternancia


Sabemos que las labores de limpieza en la cocina de un restaurante son bastante demandantes y pesadas, sobre todo tras un largo día de trabajo. Esta es una de las principales razones por las que las labores de higiene a veces no son realizadas con suficiente profundidad. Una estrategia importante para solucionar esto es establecer turnos rotativos de limpieza. De este modo las labores de esta índole podrán ser reordenadas de acuerdo con la disponibilidad de tiempo del personal. Hacer que la alternancia sea lo más equitativa posible hará que se consolide un ambiente de equidad e igualdad entre los colaboradores.

15 visualizaciones